MORENA: Usos y costumbres

Como es de todos sabido, Morena resulta ser un partido que tiene muy poco tiempo de nacido, primero como movimiento y luego como conformación política. Todo esto bajo la premisa de llevar a Andrés Manuel López Obrador a la presidencia de la república en las elecciones del año próximo.

Hay quienes presumen que MORENA se acaba en las próximas elecciones ya que su líder no logrará asumir la presidencia y la estructura política resentirá de manera grave el suceso. Lo cierto es que a escasos años de su conformación ha mostrado gran competitividad en la región centro del territorio nacional. Seguramente esto se debe a que AMLO gobernó la capital y su capital electoral le recuerda con gratitud.

Este capital político sufrió para elegir a su candidato para competir por la jefatura de la capital. La terna predominante son personajes muy cercanos al líder nacional. Claudia Sheibahum que su carta de presentación es un buen bagaje intelectual y de buen recorrido en el terreno de la investigación científica. Ricardo Monreal, cuya mayor capacidad es la de aglutinar la mayor cantidad de fuerzas políticas incluso fuera de MORENA, con buena relación con el actual jefe de gobierno y con historial ejecutiva pues fue gobernador de su natal Zacatecas.  Marti Batres Guadarrama, con una capacidad de manejo de estructuras dominante al interior del partido, pues lo preside y tiene al consejo de su lado, además tiene historial de militancia en las causas progresistas.  Mario delgado se subió a la competencia demasiado tarde y sin capital político, el historial no basta para ganar una candidatura en tierra de riñas como el modus vivendi aun siendo el senador por la capital.

La estrategia de Sheibahum fue rodearse de la clase intelectual de la ciudad que acompaña el movimiento Obradorista y en especial, de mujeres sobresalientes, es el caso de Elena Poniatowska. Se sumaron cineastas, caricaturistas y actrices. Sumó también a una parte de la comunidad científica, reconocidos principalmente en el ámbito universitario con la idea de que el electorado joven pudiera impulsarla y ser su principal fuerza política. Una estrategia brillante en la capital donde se reconoce que vive la gente con mayor grado de estudios y que se presume como una comunidad de vanguardia y más crítica. Los influencers fueron elegidos de manera quirúrgica para poder diseminar la idea de que Claudia sehibahum es sinónimo de innovación. -No sabemos si la gente de Tlalpan tiene buenas referencias conforme a su trabajo.

Marti Batres confiado en el trabajo terrestre de sus consejeros centró sus baterías en un golpeteo al gobierno de Miguel Ángel Mancera, mil acusaciones y cien propuestas para rescatar a la ciudad. Sus eventos para difundir sus propuestas no lucieron llenos, no tuvo el ruido que esperaba.

Ricardo Monreal basó sus estrategias en un arrastre de mayor avanzada. Bajo el pretexto legal de difundir su libro de propuesta metropolitana 2.5 hizo un sinfín de eventos políticos. En cada uno de ellos la gente respondió. Sumó a políticos de otras corrientes a su causa, perredistas, príistas, petistas y hasta a movimiento ciudadano. Esto no cayó muy bien al interior de Morena pues se tomó como un “estira y afloja” de Monreal. Se decía que Ricardo coqueteaba mucho con otros partidos dando a pensar que si no le daban la candidatura se rebelaría e iría por la candidatura de lo que se cocinaba como el Frente Amplio Democrático. Lo cierto es que Ricardo Monreal mostró que en el actuar conciliador podía conformar un músculo político mayúsculo (en el calor del enojo, Monreal y sus operadores políticos pueden bajar los brazos y restarle muchísimos votos a Morena).

La encuesta organizada por MORENA para elegir al mejor candidato fue un excelente método para esconder que la decisión sería por el dedito de Andrés Manuel con la mira de ganar como sea la capital. Imaginemos que Morena no ganara la capital. Un golpe trágico para AMLO en dado caso de que no ganara la presidencia.

Concluyendo… Claudia Sheibahum es la mejor candidata. De eso no hay ninguna duda. -Pero los mejores candidatos, los más preparados, no son siempre los que ganan. Si ese fuera el caso; Vicente Fox nunca sería presidente, o el caso más reciente, Ricardo Anaya no sería el actual presidente de Acción Nacional. Para ganar es necesario la negociación política. Y me tomo la libertad de decirlo: -En eso, Sheibahum tiene puntos débiles. Se abre una oportunidad para el aún nada seguro Frente Amplio Democrático en la ciudad. Evidentemente, esto será una elección de mujeres, y deben tener altura de miras y no dejar que Alejandra Barrales sea la candidata, pueden optar por personalidades más carismáticas y del mismo nivel intelectual que Sheibahum. Así pues; Los usos y costumbres priístas del dedazo en aras de elegir a la mejor, puede hacer que el PRD retenga la ciudad.

Anuncios

LA MERCADOTECNIA POLÍTICA NO GANA ELECCIONES

En plenitud del uso de las redes sociales y de diversas herramientas tecnológicas para comunicarnos, caemos en cuenta que somos invadidos en ese espacio por un gran número de spots en pequeños videos, de imágenes sugeridas y demás formatos que exhiben mensajes políticos ya sea de partidos o de candidatos. Vivimos el asalto de la mercadotecnia política.

Esto es relativamente nuevo. Las agrupaciones políticas ocupan cada vez más dinero de su presupuesto anual para asignarlo a las estrategias de comunicación. En 1994, los partidos juntos gastaron cerca de 200 millones de pesos en publicidad, cosa pequeña para lo que sucede ahora. Estos gastos cambian principalmente por un motivo; llega una verdadera competencia por el poder por la vía electoral.

En el año 2000 México experimento la alternancia y el PRI se da cuenta que los medios ya no juegan sólo de su lado, le dieron espacios a la oposición. En tiempos recientes (2014) llegó un nuevo competidor en televisión y esto reparte el mercado de canales para que los partidos emitan sus mensajes, por lo tanto, las televisoras recibirán mucho menos dinero de lo acostumbrado. Aunado a esto se presentaron reformas electorales (2007) para repartir tiempos oficiales para los partidos en proporción a sus votos ganados en las anteriores elecciones.

El marketing y la publicidad política han cobrado importancia por esas razones. Los políticos ahora se enfocan a tener excesiva presencia en medios de comunicación para posicionar su imagen y ser líderes con decisión en los próximos eventos electorales. Las campañas gastan excesivas cantidades de dinero en los diferentes canales para comunicarse con la gente. (correo directo-mailings, telemarketing-encuestas y sondeos, publicidad en sitios de internet, radio, televisión, redes sociales, volantes, mitines, encuentros públicos, espectaculares, souvenirs y utilitarios, mochilas, gorras, playeras, plumas y todo lo que se puede usted imaginar) pensando en que con esto se gana una elección. Nada de esto sucede, más marketing no es igual a más votos. La repetición no se vuelve una verdad.

Definiendo la publicidad política se acota estos canales de comunicación a las que son verdaderamente estrategias de comunicación cómo los spots. Las demás son específicamente parte de una propaganda pues sólo encierra a las intenciones del emisor con un objetivo que es el de convencer. La publicidad política es la producción de un mensaje por parte de un partido político o candidato que busca votos o restarle al contrincante generándole una percepción negativa (la publicidad política ocurre como un proceso psicológico individual en el receptor).

El marketing político es una herramienta que diseña una línea de posicionamiento, segmentación, mensajes clave, costo-beneficios, fragmentación electoral, relaciones de comportamiento con los grupos de fuerza, y también diseña líneas para sacar el mayor provecho de la cobertura mediática. Pero todo esto resulta insuficiente para cautivar y adherir al electorado, esos mensajes unidireccionales de propaganda no tienen ni el efecto ni el alcance que se pretendería en proporción al costo. El principal reto es adoptar un modelo de comunicación que tome en cuenta las necesidades informativas del electorado. Escuchar al electorado ahora es más sencillo, basta con oír las redes sociales y caminar las calles.

Dicho modelo de comunicación debe romper con las ideas de que los partidos son quienes venden las ideas, pues ahora los ciudadanos pueden establecer redes de comunicación y establecer agenda sobre las cosas que les interesan. Así la mercadotecnia diseñaría estrategias de información que justificarían las decisiones ciudadanas al emitir su voto. Para esto se necesita información salida de una investigación mercadotécnica eficaz. Basta de la exposición mediática que solo genera desgaste en imagen pública, es necesario dejar a un lado los mensajes de auto-afirmación y poner atención a comprender que el marketing político depende ahora del contexto socio-psicológico de la decodificación. El marketing también es sólo una herramienta, se debe aspirar a que las variantes que definan elecciones sean las ideas, los proyectos, los planes… y que el marketing ayude a comunicarlo de manera correcta.

-Para mayor información, consultar; La televisión encantada. Publicidad política en México. de Julio Juárez Gámiz. 

Presunta culpable

A un año de su entrada en vigor por completo en el país, el sistema penal acusatorio vive una etapa de acoso y señalamientos… funcionarios de alto nivel la acusan de ser responsable de una nueva ola de violencia en el país. Es un cambio de paradigma que cuesta asimilar…

Frente amplio opositor. Una batalla generacional

En semanas anteriores se ha platicado en demasía sobre lo que se plantea la creación del movimiento llamado Frente Amplio Opositor conformado por las corrientes dominantes del PRD y el PAN. Dicha alianza es impulsada por las dos dirigencias, Alejandra Barrales y Ricardo Anaya.

Como parte de las lecciones que dejaron las pasadas elecciones, los dirigentes se dan cuenta de que nadie, absolutamente nadie es capaz de ganar la presidencia de la república solo (ni siquiera Andrés Manuel López Obrador), es necesario crear alianzas que puedan contender dignamente. Esta idea no permea en las estructuras de los partidos, y mucho menos en los que sostienen aún parte de las bases ideológicas que fundaron al perredismo quienes afirman que no es posible que se pretenda olvidar los sexenios de Vicente Fox y Felipe Calderón en miras de ganar posiciones estratégicas. Sigue leyendo “Frente amplio opositor. Una batalla generacional”

2018 La Salida, el plan de Obrador

-Recién eh leído el libro titulado 2018: La Salida; Decadencia y renacimiento de México. Esta obra es el diagnóstico de la coyuntura nacional y la propuesta de gobierno del líder político Andrés Manuel López Obrador en caso de llegar a la presidencia del país.

En la primera parte del diagnóstico, quizá la mayoría de los mexicanos nos identifiquemos pues relata una situación grave, esta es la visión fatalista donde la corrupción, el clima de inseguridad y el descontento social imperan por todos lados.  En el capítulo V, Andrés Manuel describe a lo que él denomina “delincuencia de cuello blanco” y salen nombres como los de Raúl Salinas, el historial de quien fue el secretario de Hacienda de Carlos Salinas (Pedro Azpe), y por supuesto Alberto Bailleres, el segundo hombre más rico del país y da una fuerte crítica a egresados del ITAM que han seguido los pasos de Azpe manejando las finanzas de la Nación a quienes califica como; técnicos que se creen científicos. Sigue leyendo “2018 La Salida, el plan de Obrador”

Los huérfanos de candidatos

El mercado electoral se prepara para entrar a una etapa de definición hacia lo que serán las elecciones del 2018 y aunque mucho tendrá que ver el producto (el candidato de los partidos); se puede deducir que serán dos visiones ampliamente contradictorias las punteras. Una con miras hacia el pasado (creencia de que el pasado era mejor que el ahora) y otra que debe apostar al futuro. Los dos en un intento por cambiar el régimen actual.

Trataremos de dibujar pues, los retos para divulgar una propuesta de agenda progresista y con visión a futuro.

En primer lugar, es un reto a superar la apatía generada por muchas razones del electorado. En todas las elecciones a lo más que ha alcanzado reunir en porcentajes de votantes una contienda es al 60%, en promedio; la mitad de los electores no ejerce su derecho a elegir a su gobernante. ¿Quién podría tener esa capacidad de convocar a ese grupo de personas a participar? -Yo creo que lo “nuevo”, un rostro joven. Sigue leyendo “Los huérfanos de candidatos”

El adiós a la razón

Los comicios celebrados en 4 estados el 4 de junio deja un par de lecciones para todos; antes un poco menos visible, pero ahora es más nítido. La ideología política, agoniza y tiende a desaparecer. Esto significa que las confrontaciones ya no se dan con la razón, sino por otras variables que enseguida se esbozan.

La siguiente elección de relevancia es la sucesión presidencial dentro de un año y parece ser que será una batalla de tres, un líder sembrado desde hace doce años, Andrés Manuel López Obrador, alguien del Revolucionario Institucional y el candidato de Acción Nacional.

En ese escenario, que es muy probable, se plantea la necesidad de una alianza ganadora del PRD ya sea con el Movimiento de Regeneración Nacional o con el partido blanquiazul. El simple hecho de pensar en una alianza entre la izquierda y la derecha es sorprendente. Son polos opuestos, conservadores y liberales del siglo pasado, izquierda y derecha hace 20 años y hoy se pretende difuminar. ¿Está mal o bien que eso suceda? Es irrelevante, el tiempo exige que, si se tiene oportunidad de conseguir poder, se tiene que pelear a costa de lo que sea. Sigue leyendo “El adiós a la razón”

WordPress.com.

Subir ↑