Ilustración científica ≠ Bichos y plantas

En la contemporaneidad del término me he encontrado con que el sistema social lo asocia con el dibujo-praxis de animales con diferentes fines; por ejemplo como vía para distinguir especies de la misma familia en el campo de la biología.

Se le quita el estatus artístico pues cierra el acceso a la riqueza intuitiva e imaginativa que una ilustración trae consigo por los aspectos funcionales y artísticos y se da paso a un enfoque totalmente técnico (como la pintura hiperrealista).

Sin embargo este es un vil engaño colectivo. Cierto es que la ilustración científica requiere aspectos técnicos elevados por la similitud con la realidad, pero no se puede encerrar el término como un acto de “ilustrar plantas o bichos”. Tenemos al Binomio ciencia-arte conviviendo desde hace mucho tiempo; todo objeto antes de ser fabricado es dibujado, si no se pueden explicar los procesos mecánicos con el lenguaje de las palabras se dibuja para exponer. El aporte del ilustrador-artista a la ciencia se da por el uso de la perspectiva, óptica y observación entre otras técnicas-herramientas que han servido como ancla para presentar trabajos y teorías científicas a lo largo de la historia.

La premisa de la innovación científica ha sido la claridad de la información (una imagen sirve para explicar las funciones internas de los órganos humanos). Símbolo de este vínculo es Leonardo da Vinci; no por sus obras de arte si no por su praxis dibujística, representa al sujeto interdisciplinar que practicaba la medicina y dibujaba sistemas anatómicos que diseccionaba. En la astronomía el modelo heliocéntrico de Copérnico rige la disciplina y fue enseñado mediante una imagen. En la Mecánica hoy en día no se puede operar sin planos o esquemas que explican el ensamble de las partes. En la aeronáutica sucede lo mismo, en Medicina hay también uso de la fotografía especializada, sin embargo… “la imagen ilustrada dice verdades y alegrías que el lenguaje es incapaz de articular”. Para los fines didácticos de la Medicina, se opta por la ilustración en lugar del lenguaje obvio y directo que imposibilita la comunicación y transmisión de conocimientos.

La ilustración es útil a las ciencias ambientales, al cirujano, al químico, al físico, y al científico en general,  a la persona que explica teorías y modelos, al que investiga y por supuesto al que enseña sus resultados, la ilustración es más que solo imagen para biología, juega un papel determinante para el discurso científico.

Einstein en carta a Jacques Hadamard

“las palabras no dicen nada, necesita crearse imágenes”

Anuncios

Un comentario sobre “Ilustración científica ≠ Bichos y plantas

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: